Sábado, 15 Diciembre 2012 00:00

La Libertad I

Valora este artículo
(2 votos)

Vamos a ejercitar nuestra reflexión partiendo del concepto más amplio de lo que es un amo. Comencemos analizando en que áreas y en que forma somos libres.  De un amplio recorrido y análisis he llegado a la conclusión de que quizás en lo único que somos casi completamente libres sin interferencia directa de nadie es en nuestros pensamientos.  Podemos pensar sobre lo que se nos ocurra en cualquier momento y en cualquier lugar.  Así ejercemos nuestra libertad en las dos variables tiempo y espacio.

Pero ¿por qué? Utilicé el “casi completamente libres”, porque muchas veces nuestros temores y nuestras creencias dentro de nosotros mismos nos pueden disuadir, frenar nuestros pensamientos con esas voces internas que nos cuestionan y condicionan.  Sobreponernos a  ellas es otra forma íntima y silenciosa de alcanzar la libertad de pensar y con ello de ser y hacer.

Como expresó Cicerón, la libertad consistiría en no tener un amo.  Ello significa poder actuar y vivir sin ningún condicionamiento y ello no es posible.

Epicteto nos dice “¿Es la liberad algo más que el derecho a vivir como se desee?  Nada más.  Nadie es libre si no es dueño de si mismo”.

Aunque seamos dueños de nosotros mismos, estamos condicionados en nuestras vidas por normas, costumbres, leyes, procedimientos, regulaciones, miedos y un largo etcétera, con las que debemos vivir y convivir.

La historia de la humanidad está llena de privaciones de la libertad ejercida por tiranos, gobiernos, religiones y fundamentalismos, por mencionar algunas acciones en el campo de la vida de las sociedades, pueblos y  naciones.

En el campo individual no somos completamente libres porque estamos condicionados por otros amos: la riqueza y la pobreza, la fama y el poder, el amor y el odio, la salud y la enfermedad, el dolor y la alegría, los sentimientos y las pasiones, la felicidad y la tristeza, creer y no creer y así hasta donde nos lleven nuestros pensamientos de certezas y dudas y de bonanzas y crisis.

Concluiré con los siguientes pensamientos de diversas personalidades para que te ayuden a vivir tu libertad donde tú eres único: en tus pensamientos.

"La libertad se pierde cuando se empieza a temer."  Felipe González

"Los que cambian su libertad por su seguridad no merecen libertad ni seguridad." Benjamín Franklin

"Sin democracia la libertad es una quimera." Octavio Paz

Ejerce tu libertad: piensa.

Gracias por visitar Pensar.ec
Para que tu vida tenga sentido

COPYRIGHT ©PENSAR.EC
Todos los textos tienen derechos reservados / All Right Reserved

 

Visto 850 veces

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.