Miércoles, 25 Julio 2012 00:00

La Tristeza - Triste

Valora este artículo
(2 votos)

La tristeza es un sentimiento que forma parte de nuestra vida. Inevitable en un mundo bipolar, ya que si hay alegría, existe lo opuesto la tristeza, al igual que la luz y la oscuridad, lo blanco y lo negro. Así para conocer, disfrutar y valorar lo uno debemos también conocer lo opuesto y en ese juego bipolar de experiencias y sentimientos transcurre nuestra vida, nuestra formación y el crecimiento o decrecimiento de nuestro desarrollo, madurez en la búsqueda eterna de la perfección.

Ahora bien, como todo exceso, un continuo estado de tristeza puede afectar profundamente nuestras vidas, pues fuimos creados para buscar y alcanzar la felicidad, y la tristeza constante nos lo impediría, ello nos lleva a una reflexión y análisis que partiendo de la definición del diccionario mencionada al inicio nos permite en forma simplificada y resumida expresar que si es un estado natural y se padece de una tristeza constante, se requiere de asistencia profesional para analizar si se trata de alguna deficiencia biológica, como la falta de litio en nuestro organismo o sicológica originada por muchas razones de diversos orígenes que podrían remontarse a nuestra niñez y/o juventud. Podría tratarse también de una permanente insatisfacción relacionada a como se encuentra nuestra vida, nuestra profesión, nuestras relaciones de todo género y nuestra respuesta y actitud ante ellas y nuestra capacidad para superarlas.

La tristeza accidental por la muerte de un ser querido, la pérdida de cosas materiales, de trabajo o salud entre otras nos generan, por cierto tristeza, pero superable. Esta tristeza forma parte de la realidad de la vida y bien administrada nos permite crecer, limpiar el alma, muchas veces, con lágrimas de reflexión.

Debemos aprender a entender el sentimiento de la tristeza, que es al fin y al cabo un permanente recordatorio de que la vida no es un estado de alegría constante ni que tampoco somos seres perfectos, que solo disfrutamos de los buenos sentimientos y que somos ajenos al sufrimiento, este último, inevitable y necesario para no convertirnos en seres soberbios con pretensiones de dioses.

Que tus momentos tristes te hagan valorar tus momentos alegres.

¿Tú qué piensas?

Sugerimos leer la carta del Director de los meses Junio y Julio sobre este tema.

Gracias por visitar Pensar.ec
Para que tu vida tenga sentido

COPYRIGHT ©PENSAR.EC
Todos los textos tienen derechos reservados / All Right Reserved

 

Visto 618 veces

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.