Super User

Super User

Por: Joseph Garzozi Buchdid.- 

“Para la filosofía, la reflexión es una actividad que se lleva a cabo para tener consideración de algo, meditando y pensando al respecto”.

RAE

“Somos lo que pensamos. Todo lo que somos surge de nuestros pensamientos. Con nuestros pensamientos construimos el mundo”.

Buda

“Nunca te arrepientas de ningún día de tu vida. Los buenos días te dan felicidad… los malos días te dan experiencia. Ambos son esenciales para la vida. La felicidad te mantiene dulce… los intentos te mantienen fuerte… las penas te mantienen humano… las caídas te mantienen humilde… el éxito te mantiene brillante… Pero solo Dios te mantiene caminando.”

Pin de Noemí en tablero de bendiciones

“Nunca me importaron las cosas materiales que alguien me puede dar. Me importa su tiempo, su honestidad, su lealtad y su esfuerzo. Podrá ser raro pero creo que esos regalos el dinero no los puede comprar.”

Amor de un café

Estamos por concluir un año más, al 2018 le quedan pocos días y esos días son los que nos quedan para reflexionar sobre nuestras vidas.

Las festividades navideñas para los cristianos y creyentes les añade a las reflexiones el considerar nuestras acciones, no solo en el campo material, también debemos hacerlo en el campo espiritual, moral, ético y más.

Estas reflexiones, lo más objetivas que podamos hacer, son pues auto evaluaciones, nos orientarán sobre si hemos mejorado y crecido como seres humanos; primero, en valores y si somos mejores que hace un año, luego en los otros campos: profesionales, culturales, deportivos, como va nuestra salud, si hemos sabido cuidar nuestros cuerpos y nuestras almas, y además un análisis de qué hemos hecho por los seres que dependen de nosotros: familia, colegas, conciudadanos y el resto de los humanos, pues somos una unidad en cuanto al cuidado de la naturaleza y el planeta en su conjunto.

Por: Joseph Garzozi Buchdid.- 

"Un minuto que pasa es irrecuperable. Conociendo esto, ¿cómo podemos malgastar tantas horas?"

Mahatma Gandhi

"Podéis pedírmelo todo, excepción hecha de mi tiempo"

Napoleón

“Tener tiempo es la posesión del bien más preciado por quien aspira a grandes cosas”

Plutarco

Todos los seres humanos, sin importar edad, raza, género, nacionalidad y cualquier parámetro de medición o clasificación, reciben por igual un tiempo para vivir. Por lo tanto, las horas de nuestras vidas son uno de los patrimonios más valiosos que recibimos al nacer y el uso y el valor que le demos, puede determinar no solo nuestra felicidad, también nuestro éxito en cualquier campo, nuestra salud y un largo etc.

Muchas veces el tiempo que perdemos, no depende de nosotros, sino de una variedad de hechos y circunstancias. Así, si vivimos en un país desarrollado donde los transportes públicos y las vías de comunicación eficientes, nos permiten ahorrar tiempo en nuestras movilizaciones diarias, que a su vez nos ayuda a contar con tiempo para estudios, distracciones, deportes, arte y cultura y principalmente relaciones humanas y familiares, nuestras vidas serán más gratificantes y productivas en beneficio de todos y de nuestras ciudades y países.

Por ello perder el tiempo en esperas inútiles en oficinas públicas, hospitales, estaciones, paradas de transportes públicos y otras entidades, por sus ineficiencias, no solo nos roban tiempo de nuestras vidas, también incrementan nuestra tensión, generándonos el conocido estrés y con ello las diferentes enfermedades relacionadas a dichas situaciones.

Página 1 de 241