Pensar

Jueves, 31 Enero 2013 00:00

El mundo al extremo

Valorar este artículo
(1 Votar)

Reflexionemos sobre varios de ellos: extrema pobreza, extremo desempleo, extremo endeudamiento, extrema corrupción, extremas medidas en todos los campos, extremismos religiosos, extremas seguridades, extremas incapacidades de algunos liderazgos en todas las áreas, extremas explotaciones y agresiones al planeta, con una extrema contaminación y un extremo consumismo.  Deportes extremos, sexo y “realities” extremos, con extrema violencia en la tv, el cine y hasta en los dibujos animados y programas infantiles y en la vida diaria con la violencia social, familiar y de parejas.  Para cerrar, esta lista interminable, nuestro planeta nos responde con un clima extremo y todos estos extremismos nos marcan una vida con extremas incertidumbres y miedos.

¿Cómo y por qué se producen estas situaciones? Una podría ser por la codicia y brutal materialismo en que han caído la mayoría de las naciones del mundo y sus habitantes, todo vale si ganas dinero, sin importar las consecuencias en todos los campos y a quien o a quienes afecte.

Esto nos lleva a una lectura de una sociedad que ha trastocado valores y principios superiores por logros materialistas de riqueza, poder, placer, fama y dominio entre otros.

Este proceso y cultura del dios dinero y del placer difundido por las facilidades de la comunicación mundial, redes sociales y medios de comunicación, también tiene en los primeros: internet y redes sociales, una respuesta de otro signo de reacciones y reclamos que basado en uno de los sectores más afectados y más expertos en el manejo de estas comunicaciones del siglo XXI, la juventud, que están expresándose y uniéndose en lo que podría llegar a ser la más grande reacción mundial que evidenciara que la globalización no solo es comercio , dinero y manipulación y control de la información sino que también significa libertad de pensamiento, expresión, difusión, lucha y solidaridad entre pueblos de todo el mundo, sin distingo de razas, nacionalidades, religiones o creencias, idiomas etc., que quieren vivir en un mundo mejor, justo, solidario, sin extremismos, materialismo, corrupción, contaminación, etc.

Este nuevo cerebro mundial de redes sociales e internet, tiene muy preocupados a los que detentan los poderes políticos, económicos e informativos y estudian la manera de controlarlos, pues ya observaron, con la primavera árabe, los cambios que pueden ocurrir.

Estamos en los albores de una nueva civilización que cambiará no solo muchos paradigmas sino muchos procesos y desarrollos establecidos afectando los procesos actuales en los campos económicos, industriales, políticos, sociales, religiosos y familiares con consecuencias que aun no vislumbramos.  ¿Como cambiaremos partiendo de nuestros hogares y familias pasando por nuestras ciudades, países, naciones, continentes, en el camino al mundo nuevo?

Aun no lo sabemos, no comprendemos y que como todo lo nuevo, produce temores especialmente entre todos aquellos que se han beneficiado de los sistemas que están colapsando.  Hay que prepararse para el nuevo mundo que está naciendo, más justo, más libre, responsable, ético y equitativo, si todos trabajamos para lograrlo.

La pregunta final es: ¿cuál será el precio que pagaremos, que consecuencias tendrá, que tiempo tomará y como afectará nuestras vidas?

Gracias por visitar Pensar.ec
Para que tu vida tenga sentido

COPYRIGHT ©PENSAR.EC
Todos los textos tienen derechos reservados / All Right Reserved

 

Leído 514 veces

Dejar un comentario

Asegúrate de introducir la información obligatoria en los campos marcados con asterisco (*). No se permite código HTML.

Temas Principales