Miércoles, 17 Octubre 2012 00:00

La Intolerancia

Valorar este artículo
(2 votos)

Esta es una de las definiciones que trae el diccionario y que resume en parte todo lo que incluye el término y las actitudes intolerantes, ya que no solo estas se expresan ante las opiniones, teorías y creencias de los demás, sino también a quienes son diferentes por sus razas, nacionalidades y costumbres, idiomas, cultura, inclinación sexual y un largo etcétera.

Pero la intolerancia también es un concepto empleado en el campo alimenticio, en el campo médico, así decimos que padecemos, por ejemplo, intolerancia a la lactosa o a tal o cual medicamento.

Esto nos permite reflexionar en el sentido más grafico y sencillo, expresando que la intolerancia es el rechazo que practicamos consciente o inconscientemente, caso este ultimo de la salud, a todo aquello que no sea de nuestro agrado, o que como lo define Wikipedia: “La intolerancia es la falta de habilidad o voluntad de tolerar algo”.  La intolerancia considera que ser diferentes equivale a no ser iguales en cuanto a derechos.

Con estos antecedentes podemos tratar de entender y explicarnos por qué la humanidad que ha evolucionado tanto, con avances tecnológicos extraordinarios, se muestra cada vez más intolerante creando conflictos en todas las áreas; entre países y religiones, entre gobernantes y gobernados, entre parejas, entre padres e hijos, profesores y alumnos, razas, nacionalidades, sexos, etc.

Considero que ello se debe a una falta de reflexión al considerarnos dueños de la verdad y, lo que es peor, de la verdad absoluta.  Esto último nos lleva a indicar que para los creyentes la verdad absoluta, única y exclusivamente la tiene Dios, y el pretender ser dioses nos convierte en demonios intolerantes, destructivos y soberbios y con ello y por ello al desarrollo de regímenes dictatoriales, ejecutivos, miembros de familia y en todos los desempeños y áreas que conforman la humanidad, en dictaduras intolerantes que nos llevaran a la confrontación y con ello a un retroceso que se contrapone al progreso técnico material.

Esto último también forma parte del problema, deslumbrados por la tecnología, el consumismo, hemos descuidado y minimizado el desarrollo y formación de nuestro espíritu y nuestra mente convirtiéndonos en seres materialistas y con ello intolerantes ante todo lo que no nos agrade o satisfaga.

Así el futuro del mundo se presenta desalentador.  Concluiré con el pensamiento de H. Taine, que dice: “No tengáis intolerancia más que cuando os halléis frente a frente con la intolerancia”. 

Gracias por visitar Pensar.ec
Para que tu vida tenga sentido

COPYRIGHT ©PENSAR.EC
Todos los textos tienen derechos reservados / All Right Reserved

 

Leído 423 veces

Dejar un comentario

Asegúrate de introducir la información obligatoria en los campos marcados con asterisco (*). No se permite código HTML.