Pensar

Jueves, 11 Octubre 2012 00:00

La Edad

Valorar este artículo
(1 Votar)

Partiendo de la reflexión antes expresada, la edad establecida en años, no es una medida exacta, pues tiene muchas variables que se manifiestan en formas diferentes y según el género masculino o femenino.

Hay niñas que se convierten en mujeres biológicamente hablando, en su parte física, su cuerpo y sus procesos, pero aun sus mentes y espíritus siguen siendo niñas. También hay casos masculinos y femeninos en que sus cuerpos siguen, según sus edades, correspondiendo a niños(as) o jóvenes, pero sus razonamientos y comportamientos encajan más en el de adultos.

Tenemos por otro lado los adultos, según la edad, con comportamientos y actitudes de niños o jóvenes. Son muchas las variables que moderan la edad y muchas las medidas en años para definir especialmente en los aspectos legales las responsabilidades, derechos y obligaciones.

Así se pasó de los 21 años de la mayoría de edad y sus responsabilidades legales a los 18 y ahora para ciertos asuntos a los 16.

Por otro lado se modifica según varios criterios y necesidades, tenemos que la edad de jubilación varía desde los 55 años hasta los 70 años.

Vemos que la edad también tiene otras medidas y cálculos que serian las legales, y con ello muchas de las normas que rigen nuestras vidas en nuestros derechos, obligaciones y beneficios.

Esto último es lo que podríamos llamar las “edades legales” varían según países, culturas, tradiciones, religiones, salubridad, promedios de vida, etc.

Por eso considero que la edad, desde la lectura personal es una “actitud ante la vida expresada según nuestro estado físico y nuestro desarrollo mental, intelectual y sentimental”.

Concluiré con la reflexión de que la edad es la medición de nuestras vidas, la duración de nuestros viajes por esa hermosa experiencia que es vivir, a pesar de los problemas que podamos experimentar.

Por ello y a mi edad, considero que lo mejor es vivir los años con la serenidad, sensibilidad y madurez de la vejez, pero con el espíritu, la fuerza y alegría de la juventud y sobre todo con el amor que no tiene edad.

La edad nos la fijamos cada uno. Vive lo mejor que puedas, para ser feliz, en cualquier edad.

Gracias por visitar Pensar.ec
Para que tu vida tenga sentido

COPYRIGHT ©PENSAR.EC
Todos los textos tienen derechos reservados / All Right Reserved

 

Leído 502 veces

Dejar un comentario

Asegúrate de introducir la información obligatoria en los campos marcados con asterisco (*). No se permite código HTML.

Temas Principales