Pensar

Miércoles, 26 Septiembre 2012 00:00

Belleza

Valorar este artículo
(3 votos)

Los seres humanos, como lo expresa Jean Jaques Rousseau, no podríamos vivir sin “el amor de lo bello”. Antes de continuar conviene recordar la definición de belleza. De las varias definiciones contenidas en diferentes fuentes he seleccionado una que aunque breve, me parece la más clara, es la del diccionario Pequeño Larousse Ilustrado, la belleza es: “armonía física o artística que inspira placer y admiración”.

Ahora bien, hay cosas, paisajes, etc., que mayoritariamente o podríamos decir universalmente se reconocen como bellas, pero hay muchas otras, especialmente relacionadas a la belleza humana que pueden diferir ampliamente desde la visión e interpretación de quien la aprecie, de acuerdo a sus parámetros culturales, tradiciones y otras valoraciones.

La belleza tiende casi exclusivamente a vincularse al sentido de la vista, a lo que observamos, pero recordemos que hay belleza en la música, en el canto y esto lo percibimos con el sentido del oído. Por ello la definición de belleza contenida en el diccionario citado, es la que mejor se aproxima al concretar en pocas palabras el significado de la misma, sobre todo al utilizar el concepto de la “armonía”, la misma, está presente en lo que observamos en lo que escuchamos, pero también en lo que sentimos.

Así decimos que una persona es bella, aunque físicamente no lo sea y muchas veces sea todo lo contrario, pero la armonía de su espíritu, sus acciones, actuaciones, nos hacen percibir una belleza que no es visual o auditiva.

Quisiera compartir con ustedes una reflexión que podría ampliar lo expresado en el párrafo anterior. Como percibe la belleza un ciego de nacimiento, ¿lo hace por medio de sus otros sentidos? ¿Lo hace desde las percepciones de su espíritu, o solo por lo que le expliquen y transmitan otros?

Otro caso de análisis de la percepción y apreciación de lo bello seria del caso de los ciegos y sordos, ¿cómo les llega y toca la belleza?

Como sienten los místicos, los que trascienden las fronteras de los sentidos para acercarse y sentir lo que es la belleza absoluta y total que es Dios, es decir la armonía en su máxima perfección.

Así también la belleza la percibimos desde un ángulo diferente aunque utilicemos la vista o el oído, es la que nos dejan por ejemplo los hermosos versos en nuestras mentes y corazones; nos inspiran placer, admiración.

Quiero concluir expresando que me parece una belleza poder compartir con ustedes estos pensamientos alrededor del mundo, con los lectores de más de veinte países que dedican un poco de su tiempo para pensar, visitando la pagina web. Gracias por pensar.

“La belleza me produce diversos sentimientos pasando de la admiración y el placer a la tristeza por la imposibilidad de disfrutarla siempre”. Joseph Garzozi.

Gracias por visitar Pensar.ec
Para que tu vida tenga sentido

COPYRIGHT ©PENSAR.EC
Todos los textos tienen derechos reservados / All Right Reserved

 

Leído 588 veces

Dejar un comentario

Asegúrate de introducir la información obligatoria en los campos marcados con asterisco (*). No se permite código HTML.

Temas Principales