Miércoles, 11 Julio 2012 00:00

El Trabajo

Valorar este artículo
(1 Votar)

Por lo expusto, partiendo de la definición del diccionario comenzaremos a reflexionar sobre el tema. No cabe duda que con el trabajo se genera riqueza, pero aquí comienza la polémica y las diferentes visiones. ¿Se genera riqueza sólo para el dueño del capital y para quien crea trabajo? La respuesta a esta primera reflexión es no, pues si bien genera riqueza, pongamos para simplificar para el empresario, la genera también para el empleado y para los entes públicos, estado, municipios, etc., por medio de impuestos, tasas, etc.

Ahora bien esta riqueza generada en la combinación: capital, empresa, empleados, sector público, si es distribuida equitativamente y optimizando el uso de impuestos, lleva al bienestar y a la riqueza colectiva. Así los países que se manejan dentro de esos parámetros gozan de un bienestar, beneficios y servicios donde se ha logrado minimizar la pobreza, las diferencias sociales y la iniquidad y se habla de la sociedad del bienestar.

¿Qué hace falta para alcanzar estos objetivos? Son muchas las variables pero vamos a referirnos a las principales.

La primera es educación, pero esta no solo debe únicamente ser técnica y profesional, sino principalmente de valores, de pensamiento crítico y responsabilidades. Lamentablemente el mundo, con pocas excepciones, atraviesa una profunda crisis educativa, donde se ha ignorado el componente “valores” priorizando el materialismo y una supuesta libertad malentendida que nos está llevando al libertinaje. A la mayoría de los políticos absolutistas no les interesa que la gente piense para poder controlarla, en la misma línea, en esta sociedad del espectáculo, de los valores superfluos, del consumismo ilimitado y de la destrucción del medio ambiente, toda la educación se orienta a tener consumidores y no ciudadanos.

La segunda es salud, no puede obtener trabajo quien además de no tener educción no goza de salud. Aquí nuevamente las falencias de una gran parte de la humanidad muestran cifras escalofriantes. A esto se suma una estrecha y egoísta visión planetaria que no entiende que el cuerpo de la humanidad es uno solo y que los pies descalzos de la misma en Africa, Asia o América Latina producirán las enfermedades que afectarán a la totalidad del cuerpo de la humanidad por más hermosa, cuidada y maquillada que este el rostro de la misma, en las grandes naciones. La salud también es el gran negocio en muchos países y una de las formas de control y dominio mundial.

Este será otro tema de reflexión para las próximas semanas por su enorme importancia.

El tercer factor de la creación de trabajo es la combinación de recursos financieros, tecnológicos y naturales. Aquí es donde radica la actual crisis mundial, la codicia y la corrupción de los actores de estos tres sectores nos han llevado a la crítica situación actual, en donde cada sector tiene su participación sin dejar de comprometer al sector responsable de controlar a los antes mencionados, el sector público, los organismos locales e internacionales de control, normativa y legislación que no cumplieron con su deber oportunamente generando con su omisión, entre otros males, las pérdidas de empleos, y trabajo para millones de ciudadanos de diversos países.

Esto evidencia que el mundo requiere un profundo cambio estructural, conceptual, filosófico y moral.

El sistema está agotado, nos encontramos en una situación similar a la de la revolución industrial donde todo cambia, una nueva era se inicia y con ella cambian industrias como la automotriz, el uso de combustibles y energía a base del petróleo, el consumismo ilimitado, la contaminación del medio ambiente, el cambio climático y la fórmula alegre de emitir dinero electrónico sin respaldo tangible basado en sistemas financieros.

El trabajador de la nueva era será distinto en su preparación pero igualmente se seguirá requiriendo del trabajador tradicional pues los robots y las Cyber soluciones aun no lo cubren todo.

Concluyo con la frase de Concepción Arenal: “Proteger el trabajo es enjugar lágrimas, consolar dolores, arrancar víctimas al vicio, al crimen y a la muerte”.

¿Usted qué piensa?

Gracias por visitar Pensar.ec
Para que tu vida tenga sentido

COPYRIGHT ©PENSAR.EC
Todos los textos tienen derechos reservados / All Right Reserved

 

Leído 521 veces

Dejar un comentario

Asegúrate de introducir la información obligatoria en los campos marcados con asterisco (*). No se permite código HTML.