Pensar

Miércoles, 02 Mayo 2012 00:00

La Esperanza

Valorar este artículo
(2 votos)

Ahora, analicemos lo que nos trae el diccionario de sinónimos. Esperanza tiene como sinónimo: Confianza, creencia, ilusión, certidumbre, perspectiva. A mi criterio estas breves definiciones no reflejan plenamente lo que es la esperanza. Para mí la esperanza es un cóctel de deseos, sueños, aspiraciones, ilusiones y certidumbre cuando se trata de temas religiosos y otros casos. Ahora bien, los ingredientes del cóctel varían según las personas, circunstancias, formación, religión y cultura.

Para aquellos que no tienen espíritu combativo y lo esperan todo de las promesas de los políticos, de sus parejas, de las religiones, etc., la esperanza los lleva a una vida pasiva con la ilusión y la confianza de que sus deseos se cumplirán. Así la esperanza se convierte en la gran consoladora, haciendo que muchas vidas recorran el tiempo de su existencia hasta el final de la misma, esperando.

La esperanza es, desde mi punto de vista, esa energía que nos impulsa a buscar y a luchar por lo que deseamos en la confianza de que si así lo hacemos alcanzaremos lo deseado. Reflexionemos y analicemos algunos casos que grafican lo que hasta aquí comentamos. Hay alguien que desea alcanzar el amor de una persona, y tiene la esperanza de alcanzarlo por algún procedimiento mágico. Es decir, no hace nada por acercarse a esa persona y realizar todo el proceso para conseguir su objetivo, solo tiene la esperanza de que algo suceda y así lograr el amor de la persona. Aquí en el cóctel de la esperanza hay una gran dosis de ilusión y por tanto este cóctel mantiene embriagada a la persona en su deseo sin probabilidades ciertas de alanzarlo.

Pasa igual en casos como buscar un empleo y no hacer nada para conseguirlo, esperar ganarse la lotería y no comprarla, aprobar un examen y no estudiar, cambiar un régimen político totalitario y no participar cívica y políticamente con el voto responsable, por decir lo menos, y finalmente para los religiosos, llevar una vida en el pecado y aspirar el cielo. Todos estos ejemplos grafican lo que es la esperanza como ilusión. Por eso el refrán nos dice “el que espera desespera”, no se puede tener esperanza de algo sin actuar.

La esperanza es la fuerza que nos impulsa a luchar por alcanzar lo que deseamos con optimismo pero también con realismo.

La esperanza nunca debe ser el cóctel que embriague a las personas, a los pueblos y al mundo para mantenerlos con falsas ilusiones en la inútil espera que los lleve finalmente a la desesperanza.

¿Usted qué espera y qué opina de la esperanza?

Gracias por visitar Pensar.ec
Para que tu vida tenga sentido

COPYRIGHT ©PENSAR.EC
Todos los textos tienen derechos reservados / All Right Reserved

 

Leído 685 veces

Dejar un comentario

Asegúrate de introducir la información obligatoria en los campos marcados con asterisco (*). No se permite código HTML.

Temas Principales