Pensar

Miércoles, 08 Febrero 2017 19:36

Dinero, poder, fama y corrupción

Valorar este artículo
(4 votos)

Por: Joseph Garzozi Buchdid - Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Los ingredientes de la corrupción mundial y con ella la decadencia del planeta está sustentada en el triangulo mortal y pernicioso de lo que genera la búsqueda insaciable del dinero, el poder y la fama.

Muchas veces no alcanzamos a entender cómo el dinero corruptor, aunque sea en cifras menores, destruye la sociedad, ocasiona muertes y con ella daños irreparables.

No me voy a referir a los grandes enriquecimientos de los políticos corruptos y de los gobernantes y funcionarios de alto rango. Me referiré a los de las dimensiones pequeñas que traen enormes consecuencias.

Si alguien obtiene el permiso o licencia de conducir ofreciendo coimas, sin la preparación y el aprendizaje respectivo tenemos un asesino en potencia, asi mismo cualquier estudiante de cualquier nivel y especialmente el universitario que no obtiene el titulo cumpliendo la formación debida, será un asesino en potencia según la profesión, por ejemplo médico, pero también otros como ingenieros, con construcciones que pueden desplomarse y en la misma forma, las empresas cuyos ejecutivos o técnicos compraron títulos.

Tenemos presidentes y vicepresidentes y más, que da vergüenza escucharlos presumir de sus títulos y ver sus acciones que evidencian su limitaciones e ignorancia.

En reportaje de CNN veía como Venezuela en su Embajada de Irak, al parecer vendía pasaportes venezolanos. Cuantos de los que los obtuvieron podrían ser terroristas, o como en Ecuador guerrilleros de las FARC, que tienen documentos ecuatorianos, que los habilitan para votar y elegir.

Vemos con horror los millonarios que surgen con el tráfico de las drogas, es probable que algunos paguen con familiares o seres queridos destruidos por las mismas, todo vale por alcanzar la fama y con ella el dinero y el poder, en muchos casos para que y por qué, pues hemos visto como terminan en hospitales, cárceles o cementerios.

Los cuatro jinetes del Apocalipsis son el dinero, el poder, la fama y la corrupción que están destruyendo no solo a los actores inmersos en cada segmento, lo están haciendo partiendo de las familias, las instituciones, los gobiernos locales, los países, para culminar con todo el planeta y con ellos los que lo habitamos, visualizando un futuro sombrío, incierto, con algunos rayos de luz y esperanza pero con muy negros nubarrones.

Hemos perdido valores, creado becerros de oro como dioses, amándolos como también al poder y la fama, enterramos las virtudes y con ello, perdido el norte de nuestro futuro, de nuestra dignidad y valores y la subsistencia del planeta.
O enderezamos rumbos y recuperamos valores o desapareceremos en un mundo putrefacto con olores a azufre.

¡Cada uno asuma con cada acción honesta, crear la barrera contra la abrazante fuerza de los cuatro jinetes del Apocalipsis!

Por comodidad, ambición, facilidad, debilidad o cualquier otra razón no montes ninguno de los caballos del Apocalipsis, lo lamentarás más temprano que tarde arruinando tu vida o la de tus seres queridos.

Concluyo recordando que el dinero, el poder y la fama en si no son malos, lo malo son los caminos y fórmulas que utilices para alcanzarlos, cuando éstas violan todos los principios éticos, los valores, las leyes o la vida.

Gracias por visitar Pensar.ec

Para que tu vida tenga sentido

COPYRIGHT ©PENSAR.EC
Todos los textos tienen derechos reservados / All Right Reserved

Leído 426 veces

Dejar un comentario

Asegúrate de introducir la información obligatoria en los campos marcados con asterisco (*). No se permite código HTML.

Temas Principales