Miércoles, 09 Septiembre 2015 19:39

Crisis: Migraciones sirias y otras

Valorar este artículo
(3 votos)

La corta vida de Aylan hizo mucho más que las vidas de los miles de migrantes que han muerto, incluidos niños en estos años en el Mediterráneo, cumpliendo así (las estadísticas), lo expresado por Stalin. Aylan fue noticia mundial y por su repercusión activó la lenta y muchas veces insensibles respuestas europeas, pero la muerte de tantos otros niños solo son estadísticas, aunque hayan sido más dramáticas y tristes las que tuvieron y pasaron al anonimato.

Aylan, gracias, tú viniste al mundo para que con tu muerte y corta vida hayas hecho tanto por tantos compatriotas y otros migrantes que comparten y viven la tragedia del Medio Oriente y en tu caso la de Siria.

Se estiman en 11 mil vidas de niños las que hasta ahora ha cobrado la guerra en Siria, ahora mismo circulan en la red las fotos de cómo los asesinos terroristas de Isis están matando a los niños cristianos, inclusive crucificándolos. Ojala ellos con su sacrificio puedan, como tú Aylan, generar las acciones de los países, del mundo y de la ONU que tienen responsabilidades históricas en la zona y con Siria, y actúen contra Isis con carácter de urgencia.

Para comprende la tragedia en Siria, detallo a continuación algunas cifras:

Se estiman en 7.6 millones de desplazados interna y externamente.

En el exterior, al momento, hay cerca de 2 millones de sirios en Turquía, 1.5 millones en el Líbano, 700 mil en Jordania, 300 mil en Irak y 150 mil en Egipto.

Un total estimado de 4.650 millones de refugiados, no dispongo de las cifras en Europa y otras regiones del mundo.

Todos estos seres humanos, más los que emigran de Irak, Afganistán, Pakistán y países africanos, se encuentran en un limbo sin tener idea de cómo solucionarán su situación y vida, y si al salir del limbo podrán ir al cielo de una nueva y mejor vida o al infierno de una situación peor y sin horizontes.

Mientras no entendamos que el planeta y los humanos somos parte de un globo que, al igual que los que inflamos con aire, se afecta con cualquier presión en el mismo, que se transmite a todo el globo, peor aún, cualquier pinchazo que lo destruya, nos destruirá a todos.

Estos asuntos no pueden ni deben mantenernos en la indiferencia, de alguna forma todos pagamos los crímenes de lesa humanidad por acción y omisión y el precio para cada quien será proporcional a su responsabilidad. Somos una sola especie: humanos, y si no nos comportamos como tales, moriremos como animales y seremos solo estadística e historia.

Qué pena que en el siglo XXI retrocedamos tanto como especie.

 

Gracias por visitar Pensar.ec
Para que tu vida tenga sentido

COPYRIGHT ©PENSAR.EC
Todos los textos tienen derechos reservados / All Right Reserved

 

Regresar a... 
 
Leído 1244 veces

Dejar un comentario

Asegúrate de introducir la información obligatoria en los campos marcados con asterisco (*). No se permite código HTML.