Pensar

Jueves, 04 Diciembre 2014 18:11

Viajar

Valorar este artículo
(2 votos)

“La vida es un libro que, quien no ha visto más que su patria, no ha leído más que una página.”  Filippo Pananti.

Reflexionando con lo expuesto en los dos pensamientos expresados en el encabezamiento y basado en mi personal experiencia que me ha permitido viajar, vivir y conocer varios continentes, países y ciudades, puedo expresar y compartir con los lectores, que el viajar es una de las experiencias más enriquecedoras y una de las lecciones de vida que te permiten ampliar tu mente, abrir tu corazón, superar prejuicios, entender y valorar las diferencias y comprender por qué Dios hizo la naturaleza de nuestro planeta tan diversa.

Si el ser humano desde sus orígenes no hubiese hecho, y lo sigue haciendo, los recorridos o los actuales viajes, no tendríamos el mundo actual, no habría el progreso con sus virtudes y defectos; y no tendríamos el mundo del futuro si no continuamos con nuestros esfuerzos por alcanzar, con los viajes espaciales, otros planetas y lunas, el destino de la humanidad, más allá de nuestra tierra.

Con los viajes, los habitantes de cada país y continente experimentan y se enriquecen con las vivencias al visitar otras ciudades y al contrastar y comparar con las suyas sus culturas y desarrollos. La medida de comparación en los viajes la llevamos consciente o en el subconsciente de nuestras mentes y esta medida son las ciudades y países de nuestros orígenes.

Estas son las medidas, los parámetros de los primeros análisis, pero cuando más viajamos y conocemos, ya contamos no solo con una medida, sino con varias, la de todos los destinos que hemos conocido.

Así nos convertimos en más ciudadanos del Planeta Tierra y aprendemos a valorar muchas cosas, a respetar y tratar de entender la diversidad y los por qué de las mismas.

En los países en los que por diversas circunstancias la gente nunca sale del lugar donde nacieron, éstos tienen más temores, más prejuicios, muchas barreras y, aun en sus propios países, crean los conflictos de nacionalismos, extremos y rivalidades que nos remontan a tiempos tribales.

Viajar debe ser una materia obligatoria en escuelas y colegios, para los ciudadanos de cada país, para una mayor comprensión y armonización de sus diferencias locales y regionales y para compartir sus visiones que permitan construir el país que cobije a todos.

Con la misma fórmula los varios programas de intercambio entre países, culturas, idiomas y religiones que se han dado y continúan realizando, nos están permitiendo acercarnos, conocernos y trabajar juntos para evitar la destrucción de nuestro planeta, controlar la destructora contaminación, compartir conocimientos, tratamientos médicos, tecnologías, ciencias comercio, productos, industrias y más pues en realidad somos todos una sola especie: los humanos y debemos trabajar juntos para la conquista de otros planetas, pero sobre todo conquistar la paz, la justicia social, la equidad, la sostenibilidad, la salud, el conocimiento y la vida en nuestro planeta.

Hay que facilitar, ordenar y organizar los viajes con más y mejores objetivos que el de los simples placeres vacacionales. Están surgiendo muchos programas de viajes en ese sentido, ojalá se multipliquen, amplíen y que viajar signifique educar, formar, armonizar y amar el único planeta que tenemos: la Tierra, antes que todos y por nuestras acciones nos convirtamos en polvo y tierra donde ya no exista la vida.

“Los viajes, en la juventud son una parte de la educación, y en la vejez una parte de la experiencia”.  Francis Bacon.

“Los viajes enseñan la tolerancia”.  Benjamín Disraeli.

 

Gracias por visitar Pensar.ec
Para que tu vida tenga sentido

COPYRIGHT ©PENSAR.EC
Todos los textos tienen derechos reservados / All Right Reserved

 

Leído 759 veces

Dejar un comentario

Asegúrate de introducir la información obligatoria en los campos marcados con asterisco (*). No se permite código HTML.

Temas Principales