Pensar

Miércoles, 27 Agosto 2014 16:20

El Dolor II

Valorar este artículo
(1 Votar)

En este mundo globalizado en que las nuevas tecnologías nos traen la información, en tiempo real, de las múltiples situaciones críticas, en todos los continentes y países, que con el dolor como actor principal de los acontecimientos, nos muestra la constante realidad de la vida y la convivencia de los humanos.

Las varias guerras en distintos países, las catástrofes naturales, las enfermedades y pestes, las hambrunas, desarraigos y los refugiados, dramáticas migraciones de adultos y niños solitarios, los accidentes y muertes que sin sentido ocurren cada día; impactan nuestras vidas, conmueven nuestros sentimientos e incrementan nuestra ansiedad y frustración, día a día, ante nuestra incapacidad, como simples ciudadanos del mundo, de solo expresar nuestro dolor, en la forma que nos sea posible, y seguir siendo observadores.

Al pensamiento de Musset, que encabeza esta reflexión, le añadiría una palabra “interminable” para tener la reflexión como: “El hombre es un interminable aprendiz: el dolor su eterno maestro”.

Nunca terminaremos de aprender aunque el dolor sea nuestro eterno maestro, pues pocos aprendemos del dolor ajeno, y poco aprendemos de nuestro propio dolor. Una vez que lo superamos muchas veces reincidimos cometiendo los mismos errores que nos causan dolor.

Por ello pienso que el dolor es algo vital y necesario en nuestras vidas, pues sin dolor seriamos seres soberbios, fríos, tiranos, el dolor es la medicina para que no perdamos totalmente nuestra humanidad y nos convirtamos en seres demoníacos.

Hay dolores del cuerpo, hay dolores del alma, hay dolores que afectan nuestros sentimientos, dolores por pérdidas de todo tipo, pero todos los dolores deberían dejarnos lecciones, aprendizajes para ser mejores seres humanos, sensibles, solidarios, responsables, pero esto lamentablemente no siempre sucede y por ello el dolor será nuestro eterno maestro y el freno a nuestros errores, omisiones, excesos y abusos y a todos los actos que nos degradan como seres humanos y también nos recuerda nuestras limitaciones.

Considero, con humildad, que debo concluir agradeciendo los dolores de cada día que me sensibilizan y acercan a los amores de esos mismos días.

Concluyo con algunos pensamientos sobre el dolor:

“Tengo miedo de quedarme con mi dolor a solas.”  Gustavo Adolfo Becquer.

“No hay cosa más dificultosa de hallar que palabras proporcionadas a un gran dolor.”  Séneca.

“El mayor dolor del mundo no es el que mata de un golpe, sino aquel que, gota a gota, horada el alma y la rompe.”  Francisco Villaespesa.

“Si quieres vivir feliz trágate tu dolor.”  Proverbio alemán.

“Nunca se olvidan las lecciones aprendidas en el dolor.”  Proverbio africano.

 

Gracias por visitar Pensar.ec
Para que tu vida tenga sentido

COPYRIGHT ©PENSAR.EC
Todos los textos tienen derechos reservados / All Right Reserved

 

Leído 702 veces

Dejar un comentario

Asegúrate de introducir la información obligatoria en los campos marcados con asterisco (*). No se permite código HTML.

Temas Principales