Pensar

Jueves, 02 Enero 2014 00:00

La Tolerancia

Valorar este artículo
(1 Votar)

“Hay un límite más allá del cual la tolerancia deja de ser virtud”.  Edmund Bruke.

“La tolerancia es la virtud de tratar de entender y aceptar la infinita diversidad del universo”.  Joseph Garzozi Buchdid.

La tolerancia es un tema muy complicado que pasa por los filtros de la particular personalidad de cada ser humano, para su aplicación y ejercicio lleva implícita en su entendimiento la superación de complejos, visiones, miedos, desconocimientos de cada ser humano y del conjunto de la sociedad.

Implica entender, respetar, considerar, aceptar la diversidad y superar la soberbia actitud y acciones de que solo lo que yo soy, pienso y creo es lo correcto o lo mejor y debo imponerlo al resto de las personas.

En el estrecho mundo de la intolerancia viven los dictadores, los que tiene complejos de todo tipo, los ignorantes, los narcisistas e inseguros, que al practicarla se consideran superiores, cuando en realidad son personas o corrientes de pensamientos o acciones que demuestran una profunda inferioridad, ignorancia, rencores y temores.

Si Dios hizo el universo con esa infinita diversidad es porque en ella se basan las leyes del universo que conforman su belleza, el progreso y la superación.

La intolerancia no solo se da en lo político, administrativo y social. Se da en el corazón mismo de la estructura social, en la misma familia, lo cual es muy grave.

Se cometen crímenes increíbles de lesa humanidad por intolerancias religiosas, de ideas y pensamientos, raciales, políticas, sexuales y hasta contra la naturaleza; si sumamos a éstas la intolerancia a situaciones de género, culturales, deportivas, regionales y un largo etcétera, vemos lo complicado y amplio del tema.

Hay otras lecturas del concepto como la intolerancia a ciertos alimentos, medicinas, etc.

Esto nos lleva a no satanizar el término, pues es positivo cuando expresamos que hay que ser intolerantes ante el abuso infantil, la violación de los derechos humanos, el crimen, la corrupción, la droga, la inseguridad ciudadana, la pobreza, etc.

La intolerancia contra los males es positiva, como lo es la tolerancia a la diversidad, a los cambios que signifiquen mejoras y progreso.

Entre estos dos signos positivo y negativo, como mucha cosas de la vida, vivimos cada día de nuestro viaje existencial.

 

Gracias por visitar Pensar.ec
Para que tu vida tenga sentido

COPYRIGHT ©PENSAR.EC
Todos los textos tienen derechos reservados / All Right Reserved

 

Leído 754 veces

Dejar un comentario

Asegúrate de introducir la información obligatoria en los campos marcados con asterisco (*). No se permite código HTML.

Temas Principales