Pensar

Jueves, 27 Junio 2013 00:00

El Dinero

Valorar este artículo
(2 votos)

“Cuando se trata de dinero, todos son de la misma religión“.  Voltaire.

“La Vida no debe estar en función del dinero. El dinero debe estar en función de la vida”.  Joseph Garzozi.

Como nunca antes en la historia de la humanidad el dinero se ha convertido en el dios universal de todas las naciones y los pueblos en sus diferentes denominaciones y emisiones.

Las dos frases de los grandes personajes que encabezan este artículo, lo resumen en forma magistral, que no requiere más explicaciones y que por el contrario si muchas reflexiones.

Cuando se busca el dinero como la llave o varita mágica que lo resuelve todo, el ser humano pierde así mismo todos sus valores y con ello se convierte en objeto con un valor en dinero. Así vemos como el sicariato, el crimen organizado, las mafias no solo delincuenciales si no también las empresariales y comerciales sacrifican vidas por el dinero y ello sin escrúpulos ni remordimientos. La corrupción, la codicia corrompe y destruye a los políticos y con ello a los países, a las religiones, a las familias y a la sociedad en su conjunto.

La excepciones, que felizmente existen, nos permiten tener esperanza en aquellos seres humanos que aun vivimos con el dinero, sin ser sus esclavos ni someternos a su dictadura y que sabemos que la felicidad y muchas otras cosas no se compran con dinero y que los valores que aún nos mantiene como seres humanos no tienen que ver con el dinero. Ese materialismo brutal que todo lo mide, lo evalúa y lo calcula en función del dinero, no solo que es un limitante irracional de medir y valorar tanto lo humano como también, aunque suene extraño, lo material, es lo que está llevando al planeta y sus habitantes a su destrucción.

El dinero debe ser una herramienta más de las formas de administrar los sistemas económicos y los objetivos que beneficien al ser humano para su crecimiento, justicia social y desarrollo en todos los campos pero no para su esclavitud y sometiéndonos como si fuese el único dios en lo que, como quedó expresado anteriormente, todos creen.

Cómo es posible que haya quienes, desde altos cargos políticos, hayan expresado que se mueran pronto los ancianos, pues cuesta mucho cuidarlos, poniendo en función del dinero la vida de los seres humanos y no viceversa, que por razones, únicamente de dinero, se tomen decisiones políticas y administrativas como si todo lo que debemos salvar es el dinero para tener las cuentas en positivo, aunque la vida de los ciudadanos cada día esté más y más en negativo. Hemos perdido los objetivos y las metas de la humanidad y ello nos llevará por medios violentos a un gran cambio hacia una nueva civilización en donde lo prioritario y principal es el hombre y no el dinero.

Citamos a continuación lo expresado por SS el Papa Francisco en la Jornada Mundial de la Juventud en Rio de Janeiro, Brasil: “El tener, el dinero, el poder pueden ofrecer un momento de embriaguez, la ilusión de ser felices pero, al final, nos dominan y nos llevan a querer tener cada vez más, a no estar nunca satisfechos.”

Los nuevos paradigmas están por definirse y por crearse, es probable que todo el sistema esté llegando a un agotamiento y que alguna o algunas mentes privilegiadas logren iluminar el camino y los procedimientos al cambio del sistema que logre algo que reemplace al dinero.

¿Será esto posible? Yo no lo sé, lo que si se es que el camino que estamos siguiendo no augura resultados positivos para la humanidad y para la felicidad del hombre y mucho menos para un mundo más justo en lo social, en los valores y derechos de todos y aun los de la naturaleza, el medio ambiente y los de todos los seres vivos que habitamos el planeta.

Gracias por visitar Pensar.ec
Para que tu vida tenga sentido

COPYRIGHT ©PENSAR.EC
Todos los textos tienen derechos reservados / All Right Reserved

 

Leído 1063 veces

Dejar un comentario

Asegúrate de introducir la información obligatoria en los campos marcados con asterisco (*). No se permite código HTML.

Temas Principales